miércoles, 31 de diciembre de 2014

Ángel de nieve por @MartínTorresQ

No recuerdo la última vez que me pude mover. Estoy atascado entre el suelo y el insoportable peso de los rayos del sol. ¿Cómo es que nunca antes lo había sentido? La soledad es contagiosa, aparentemente también la indiferencia. Nadie camina por aquí, todos se cambian de vereda. Ni siquiera los perros que se alimentaron de mi carne han asomado la cabeza por aquí en días.

Puedo sentirme. He descendido hasta el fondo, aquí no hay espacio, ni orgullo. Escucho pasos a lo lejos pero se desvanecen con la misma facilidad que un arcoíris lo haría en un desierto. Ya no tengo párpados, y casi no tengo ojos: la muerte no es como el sueño, ya no podré dormir nunca más.

Las personas, las circunstancias y mis decisiones me han arrojado en este terreno baldío. Nadie cerca para conversar, para decirle que no. El hedor de mi queja ya no es recibido por nadie, porque a nadie le importa que un cadáver tenga sed, o que un cadáver se ahogue. Sin embargo, espero que llueva… hace tanto calor.

Los perros, los perros. Podía sentir su aliento cálido, cómo golpeaba la carne expuesta, cómo se movían y cómo dudaban. El pequeño espacio entre olfato-deseo-mordida. Uno mordía mi garganta, otro rebuscaba en mi tórax. ¿Cuánto tardó en correrse la voz? ¿Era uno de ellos el mismo que arrancó mi nariz a mordiscos? ¿Era el mismo que se tragó mi lengua? La sangre, la saliva, el hambre… Pude sentir el hambre y la repulsión en la salada baba que resbaló hacia mi garganta. Ese animal no se avergonzaba de engullir mi carne podrida, pero podía sentir su desprecio por no serle de más utilidad.

Nunca antes había entendido la tierra de este modo. Nunca había sentido cada pelillo de mi piel restregarse contra el lodo, y el césped, y mis propios huesos. Mi piel me ha quedado grande. La carne me la han robado y han dejado mi esqueleto aquí, aunque en desorden. ¿Qué pensarán si algún día me descubren? ¿Seré para ellos alguna criatura deforme y condenada al exilio? De todas formas, ahora lo soy.

No hay ya una salida: yo ya estoy afuera. Lo que queda de mis tejidos está plagado por seres a los que he dado a luz sin darme cuenta. Carne de mi carne, que se devora a sí misma. No los veo, pero sé que están ahí. Se mueven, se regocijan entre la putrefacción del mismo modo que los niños de las películas hacen ángeles de nieve. ¿Cuánto tiempo ha pasado ya? ¿Cuánto tiempo falta para que la eternidad empiece, o se acabe? ¿Por qué no ha venido alguien a salvarme entero? Dividido en piezas valgo más, la naturaleza es sabia y no desperdicia nada.

Recuerdo que cuando estaba vivo escuché decir que los escarabajos viven un día. Tengo fijada la imagen de uno de esos animalitos, panza arriba, casi sólo esqueleto y sin una pata. Todo su cuerpo era una mina para las hormigas trabajadoras, un templo bendito en donde el maná se podía sacar de las paredes y transportar sin ningún reparo. Ahora entiendo. Ahora siento a esas mismas hormigas caminar por mi boca destrozada y escucho el eco de sus risas en mis pulmones. Un día, una vida, un segundo… Mi ventana solía ser el cuadro de un reloj análogo que, entre el tres y el cinco, marcaba (IIII).

¿Dónde está el túnel? ¿Y la doble moral? ¿Aquí está el infierno? ¿Dónde están mis amigos? ¿Y los cuervos sin alas de los que hablaba un santificado sea su nombre? Ni siquiera me queda la imaginación para tratar de deslizarme fuera de este pegajoso residuo de nulidad. En la noche los sonidos de los clics casi silencian a los sapos ebrios que se tambalean entre el canto y el eructo y por la mañana la tierra amanece húmeda; los gusanos conversan.

Por lo pronto, todavía me queda sentir la brisa… y escuchar al mar invisible que se pasea por la copa de los árboles y las horquillas de la hierba mala y el césped.

¿Cuántos cómo yo? ¿Tantos sin mí? Mi nombre nunca significó nada, tampoco mi apellido, peor el conjunto. Si me alejo lo suficiente, tal vez llegue hasta la playa, algún día, vuelto piedra de algún río. Hay un espacio que nunca debí tratar de llenar. Le tenía tanto miedo a la nada que empecé a pensar que existía un gran problema detrás de cada movimiento, empecé a crear un problema para justificar cada aullido; dejé mis libros sobre el velador y el óxido ya no poblará las cuerdas de mi guitarra.

El sol todavía entibia mi carne. Todavía existen poetas que se suicidan, manchas en el pavimento, péndulos hechos de carnes y huesos que bailan en el filo del vacío. La muerte no es un misterio, siempre está ahí. Es la vida la que me distrajo, la que me guió a la sordera universal y a los engaños que se tejen en los ojos de las personas, en sus cabezas, en la mía. Soy las eternas promesas que jamás cumplí y las mentiras que siempre traté de evadir.

Al menos aquí, no debo echar a perder el cálido colchón de una cápsula de madera. Tampoco me volveré polvo con el polvo de otros pobres diablos. Me han asesinado y un alma piadosa me arrojó en este espacio de nada: mi asesino se volvió mi dios. ¡Cuánto amor! ¡Cuánta brutalidad!

Las almas también están llenas de gusanos, y ninguna bandera reemplazará a los harapos y la ropa manchada de sangre y tierra. Mi retina me muestra la misma imagen día tras día, como el espejo en el que ya no me reconocía cada mañana, como un mosaico de colores que sólo cobra sentido cuando se ve de cerca. Sólo queda esperar que mis dientes se vuelvan granos de maíz; que mis costillas se vuelvan la boca de una carnívora blanca; que el olvido me alcance por segunda vez. Mi corazón se ha chorreado entre todas las causas perdidas, y los trozos que le faltan, y la saciedad, y el dolor. Pronto habrá sólo silencio. Si tan sólo pudiera ponerme de pie…

A nadie le importan las súplicas de un muerto.

Autor: Martín Torres
Nacido en el '91. Músico y autor de El síndrome de mi entropía (El Conejo, 2010).
Sus textos han sido publicados en Ecuador, Estados Unidos, Colombia y España.
Finalista en Narrativa Oblicua, Barcelona con Ciudad de concreto, la que se publicará en los próximos meses.
Twitter: @MartinTorresQ

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.comy lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

martes, 23 de diciembre de 2014

La despedida del pianista por @MartínTorresQ

La fiebre agrietaba su conciencia. Casi no tenía fuerzas para sostenerse erguido. Intentaba una y otra vez concentrarse en las notas que salían, como si estuvieran ebrias, de su piano. Sus dedos parecían traicionarle y reaccionar instantes después de lo que su mente ordenaba… Sus ojos luchaban por mantener el hilo de las redes de cada compás; cada partitura, cada sistema parecía burlarse de él manteniéndose estático, altivo, inmóvil ante la perpetuidad de la tinta negra.

El pianista sabía que no le quedaba mucho tiempo antes de que el vapor cálido y húmedo de su interior terminara empañando sus ojos, cerrando sus párpados. Sentía a las teclas blancas y negras volverse un todo, una cebra eterna, larguísima, que lo hipnotizaba con calma; lo depredaba. Sus pies fallaban ante el acento del pedal y con cada nota que salía de las cuerdas podía sentir el martillazo que las hacía vibrar; las sentía entrar por sus oídos amortiguados y golpear cada fibrilla de su cerebro.

Así, el pianista luchaba con el veneno, con su enfermedad. Se movía torpemente entre el calor y el frío, entre su música y la demencia; lo sabía: estaba perdido. Sentía nausea y el nudo de su garganta parecía una dura pero gentil mano que apretaba su sensibilidad… Las lágrimas brotaban una a una, de forma periódica y se mezclaban con las gotas de sudor helado que escapaban de sus poros como navegantes espantados, al borde del naufragio: “Sálvese quien pueda.”

Era una lucha feroz entre la naturaleza y la razón pero ésta última se desvanecía en la oscuridad cada cierto tiempo, los dedos del pianista aún se movían, casi contra todo pronóstico… Cuando su mente volvía a su cuerpo, su mano derecha saltaba como una araña desde las teclas, tomaba el lápiz que el insano ser apretaba entre sus dientes: otro hito que lo anclaba a la realidad. Los dibujos de sus figuras a momentos rayaban en el garabato pero el músico volvía en sí, borraba y corregía, casi por inercia…

El pianista sintió el tiempo correr como la gota roja que bajaba por su nariz, rozando sus labios… Un beso casi homicida que marcaba, como campanadas de catedral en un infierno grande, que su fin se aproximaba. Los pulmones se le hinchaban y cada órgano se apagaba lentamente con una tentativa a resurgir. Los escalofríos subían y bajaban por su espina dorsal como cargas eléctricas pero el pianista se rehusaba a partir. Momentos después, el sudor en las yemas de sus dedos invadía las teclas de su viejo y leal amigo; casi de inmediato su mandíbula cedió, dejando caer su lápiz… Se contoneó en el vacío y cayó como un hueso embrujado… Nadie lo escuchó, entre los habitantes de las redes que descansaban sobre sus hojas…

Un golpe después, varias notas al mismo tiempo… La disonancia y la vibración quedaron flotando en medio del silencio. El cuerpo sin vida yacía apoyando sobre su viejo amigo, nadie más. El piano había sido testigo de la última melodía, la última nota… El último aliento. El pianista se marchó escuchando su música, la había amado hasta la soledad. El sonido quedó impregnado en los muros, en la sangre, en el veneno de su condena y su enfermedad.

Su piano le juró lealtad y confidencia; cuando la habitación quedó en silencio solamente los cielos lloraron su partida audaz. La lluvia golpeó la ventana del pianista y el reflejo del cristal reveló a un cadáver sobre la boca de un piano negro, con un particular… El pianista se había ido sonriendo…

Autor: Martín Torres
Nacido en el '91. Músico y autor de El síndrome de mi entropía (El Conejo, 2010).
Sus textos han sido publicados en Ecuador, Estados Unidos, Colombia y España.
Finalista en Narrativa Oblicua, Barcelona con Ciudad de concreto, la que se publicará en los próximos meses.
Twitter: @MartinTorresQ

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.comy lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

sábado, 13 de diciembre de 2014

Game Over: literatura transgresiva por @Ed_M_Undo

etiqueta game over cuento

La humanidad está perdida. Cuando encontraron los primeros restos de Kiki Montesco parecía obra de la más viciosa jauría de coyotes hambrientos. Cuando el médico forense vio los restos vomitó su mocachino y dijo son mordidas humanas aún estaba en shock. Cuando entendí los procesos sádicos a los que fue sometida Kiki lloré por la hija que aún no tengo, que ahora nunca tendría. Cuando mi obsesión por hallar al autor de esta terrible tragedia empezó fue en el momento exacto que el caso fue declarado sin solución, era 1999 y ese día renuncié y decidí dedicar mi vida a Kiki. Cuando unos niños encontraron un cráneo humano y fue identificado como uno de los miembros faltantes de Kiki yo ya estaba tras la pista de su asesino, me tomó 15 años. Cuando lo encontré había planeado tanto la forma que lo iba a matar que tuve una epifanía. Pasé tanto tiempo investigando en archivos polvorientos que decidí dedicar mis madrugadas a escribir en internet, a aprender que significaba y era un blog. Cuando descubrí facebook muchos amigos descubrieron que seguía vivo. Yo solo vivía para vengar a Kiki. Cuando me memoricé la rutina de su asesino decidí empezar a planear su venganza. Tanta investigación me dejó tantas pruebas que sabía que muchos compartirían mi sentimiento de venganza.

Atrapé a Junior Compton un jueves, lo senté frente al set de tv que tenía armado desde hace 4 años, publiqué el sitio web. Lo solté en facebook, en twitter, en mi blog, en toda red social. Quería que la gente se una, me apoye, quería compartir mi venganza. Si llegaba a los 100.000 likes iba a matar frente a las cámaras a Junior. En sitio web de mi propia autoría era una foto del sitio donde encontramos a Kiki, donde la conocí demasiado tarde, un manifiesto explicaba por que había dedicado mi vida a buscar a su asesino y por qué había decidido ir a prisión para vengarla.

Estaba equivocado. Cien mil likes no conseguirían nada. Cuando mi caso llegó a CNN era tendencia en todas las redes sociales. Tenía 29 millones de likes y 40 mil comentarios que decía hazlo.

Hoy estoy preso de por vida por el asesinato en vivo de Junior Compton y la policía no sabe como investigar a los 45 millones de personas que me apoyaron, mis 45 millones de cómplices. Hoy vuelvo a dormir feliz. Yo sé que Kiki está orgulloso de mi.

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.comy lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

Encuentro futuro por @bebaferreira

Cuando te vea te comeré a besos, te dejaré sin aliento y sin importar tu condición te quitaré la ropa, no me importa si no quieres, no me importa si me has olvidado, ni siquiera me importa a donde nos llevará eso, solo lo haré por placer, por placer a recordar algo que sé que no se ha ido.


Necesito recordar, descubrir si voy a sentir lo mismo, no se que quiero probarme o a que estoy jugando, sólo sé que eres especial y cada mirada que tuvimos fue intensa y esa intensidad atravesó mi cuerpo y hoy tengo miedo que un poco de ella haya llegado a mi corazón.

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.comy lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

jueves, 4 de diciembre de 2014

4 de Diciembre, DíA DE LA PUBLICIDAD, por @bebaferreira

La publicidad es la manera más potente de comunicar comercialmente, incrementando el consumo, deseo, sueños y algo más hacia un producto o servicio a través de medios de comunicación.

Ahí es cuando entramos los diseñadores, o tal vez entramos un poco antes, al mismo tiempo o más tarde. Ese siempre es el conflicto que tendremos. Sin embargo, bravo, porque le meten garras más que ganas.


Y seamos o no colegas al final tenemos el mismo objetivo COMUNICAR, ¡Feliz día!

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.comy lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

domingo, 30 de noviembre de 2014

Se apagó Luz, por @bebaferreira

Fue un zarpazo lo que dejó al doblar la esquina, no tenía mas nada que hacer en ese lugar, el hombre del que se había enamorado lo había perdido para siempre, y es que nunca se fue, sólo dejó de ser el Carlos que había enamorado a Luz.

Portazos y mas gritos se escuchaban de lejos, reclamos que Luz sacaba a relucir, mientras que Carlos sólo presumía de todo lo que ella había conseguido junto a él. Infamia le repetía en mi cabeza, cobarde pensaba sin poder hablar. 

"No eres tú, soy yo" se repetían uno al otro, "No hay vuelta atrás, no hay solución" se reclamaban sin parar, y esto escuchaba a diario en el café, por la tarde y aún mientras recogía los platos de la cena. 

Nunca entendí la manera obsoleta de amar de Carlos, ni la manera desmedida que amaba Luz, pero si entendía algo, Carlo se había marchado para siempre y ella debía entender eso. Y la dejó.

Luz estaba frente a mi, forzando una sonrisa, fingiendo que no quería dejar caer las lágrimas que Carlos le había dejado de recuerdo, me quedé junto a ella, porque a pesar de creer que lo había perdido todo, yo sabía lo que tenía, más porque Luz podía brillar en todo lugar, a pesar que Carlos la apagó.

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.comy lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

viernes, 14 de noviembre de 2014

Voy por más, por @bebaferreira

Y queman.
Y sigo volviendo a sus brazos,
por más y más de esos abrazos,
y es que no me encuentro sin ellos,
porque me gustan
y en silencio sé que a él también.

Y vuelve.
Porque sabe que abrazo diferente,
pero no concibo otro modo de hacerlo,
y es que abrazar es disparar
sin intención a detenerse,
pero deteniendo algo más que el tiempo.

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.comy lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

domingo, 9 de noviembre de 2014

Invasión, por @Ed_M_Undo

La nave aterrizó en un cerro de Zaruma ante la mirada atónita de todo el pueblo que celebraba una boda en plena calle. Desembarcaron 14 alienígenas que se comunicaron por telepatía con la comunidad, dejando claro que venían en paz y necesitaban hablar con el lider de la nación que para ellos, dominaba el mundo y como habían constatado en un globo terráqueo abducido años atrás, nuestro país circundaba toda la tierra pues nuestro nombre Ecuador aparecía a lo largo de los más grandes continentes.

Venimos a ofrecer tregua al planeta Ecuador. La invasión es inminente.

viernes, 31 de octubre de 2014

El día antes del día de todos los santos por @Ed_M_Undo

Mario camina por una calle desolada, casas viejas, viejas moradas, nadie menor a 34 años a 4 kilómetros a la redonda. Adelante del camino un anciano está parado mirando hacia el otro lado de la calle. Su novia camina detrás de él, 20 metros atrás revisando su teléfono mientras camina lentamente, como zombie.

Al pasar junto al hombre mayor lo escucha decir "Recuerdo cuando inauguramos mi casa, la pintamos de color bermellón, no sabía que era rojo, pensé que era un verde militar". Mario regresa a ver al señor y le dice "Señor, no hay ninguna casa donde usted está mirando".

Su novia lo alcanza y le dice "¿Por qué hablas solo?

lunes, 13 de octubre de 2014

"Porque estás aquí" por @bebaferreira

Llevo sonrisas, 

a veces más que sonrisas,

llevo recuerdos,

a veces más que recuerdos hermosos. 

Me ven y alardean: 

"Ah, está enamorada" 

y sonrío 

y volteo y vuelvo a sonreír,

porque tiene nombre y apellido.

sábado, 27 de septiembre de 2014

E, por @bebaferreira

Ella, extravagante, extrovertida.
Extremadamente extrovertida.
Exagerada, exacta, exageradamente exaltada.
Exuberante, exclusiva, excelsa, excéntrica.

Especial.

Excepta, egoísta en encontrar esperanzas, excitante en encontrarse. Exclamativa, excusada en esperar, excluida en excusar.

Exhaustiva, exigente, exhibicionista, espléndida, experimental, explosiva, exclusivamente exquisita, extraordinaria.

Elena.

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.comy lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

viernes, 26 de septiembre de 2014

Sendero, sueños rotos vol3. por @Ed_M_Undo


Qué significado aguardan los sueños?

Conducimos con un amigo de confianza por lo que podría ser un Guayaquil de guetos. Al parecer hay un anuncio que debemos resguardarnos y no hay que trabajar, debemos buscar refugio fuera de las grandes ciudades y vamos a recoger a mi novia, en el camino hacemos una larga parada y conocemos a un vendedor callejero que cuenta que esto ya sucedió amtes, cuando era niño y su abuelo lo tuvo en su casa todo un invierno. Invitó a su vecina, que era la chica que le gustaba y pasaron un año en silencio. Un meteoro se acercó a la Tierra pero lo destruyeron con todas las bombas nucleares que habían almacenado Estados Unidos, Rusia y Corea. A cambio de nuestra salvación ya no tenemos electricidad, recién empieza a revivir lo eléctrico. Es un tiempo de mayor paciencia, la gente regresó al campo, la ciudad de nuevo es un lugar para vivir ligero.

Recogemos a mi novia en el carro lancha de mi amigo, es tan grande que vamos los tres en el asiento delantero, me pregunta si recuerdo una película de Tom Hanks en la que se iba a acabar el mundo y todos buscaban con quien pasar ese último tiempo, No recuerdo si existe esa película (si la hay déjame un comentario con su nombre). Al pasar de nuevo por el vendedor nos da mucho tabaco para que lo guardemos, dice que es lo último que queda en todo el país y un día valdrá mucho dinero.

Conducimos hasta que se acaba el camino y algo le pasa al cielo. Sentimos un temblor y vemos que a la distancia toda una montaña se cae en pedazos de piedras que se acercan hacia nosotros. Mi amigo ubica el carro frente a una torre de electricidad y logramos esquivar la avalancha pero vienen más piedras y con mi novia decidimos salir corriendo. A la distancia vemos que un gran pedazo de cerro cae en la torre y toda le cae al carro. Mi amigo estaba adentro. Descubrimos que había electricidad almacenada y el carro con él dentro es electrocutado. Salimos huyendo. A mi novia la atrapa un pedazo de cable de alta tensión y cae inconciente. La levanto y despego el pedazo de cable pelado le está pegado a su espalda. Con una escoba alejo los cables de elctricidad que cuelgan de todo el sendero pero noto que son viñas gruesas de árbol. Me doy cuenta que con el tiempo los árboles se volvieron eléctricos, quizás esta es su venganza.

Despierto.

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.comy lo publicaremos. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

domingo, 21 de septiembre de 2014

A ti nadie te va con nada por @bebaferreira

ÉL:
Que te conozco mejor que nadie, a mi tú no has podido mentirme, llevo aquí más días que cualquier par de cejas grandes que quieran levantarte. Yo sé que cuando me miras me ganas, a mi nadie me viene con esas, él no te ha visto despertar en su cama, no sabrá como te echas a dormir y como logras levantarme.

Que te conozco mejor que nadie, a mi tú no me ocultas tus sonrisas, me las sé hasta las fingidas, llevo aquí mas almuerzos compartidos que cualquiera con carro bonito. Yo sé que cuando te ríes me amas, a mi nadie me viene con esas, él no ha pedido verte dormir una vez más, sólo para saber como va la eternidad.

Que te conozco mejor que nadie, a mi tú no me ocultas tus ansias, llevo aquí más películas que cualquiera que te lleve menos años. Yo sé que cuando gritas me alcanzas, a mi nadie me viene con esas, él no te ha visto recoger los cabellos de la cama, no ha podido quitarte la toalla, sólo para saber quien gana.

ELLA:
A ti nadie te va con nada, que me conoces, que me has visto quitar las sábanas y echarme a reír a carcajadas, yo sé que cuando te miro tiemblas, yo sé que si me miras ganas.

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.com y lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

martes, 9 de septiembre de 2014

viernes, 29 de agosto de 2014

5 A.M. historia por @lucy_molly

Hoy me levantó una taquicardia, esa propia de un mal sueño; que ahora no recuerdo.
Me senté en la cama, la boca seca y ese intento por entender que fue lo que soñé. No intenté más, mi boca seca no emitía sonidos ni palabras, solo necesitaba un sorbo de CocaCola.

Tomé cola, dejé la puerta abierta de la refri mientras leía el contenido calórico de la mostaza, y parte de mi cerebro tenía esa sensación de querer recordar que soñé, había esa ansiedad que me estaba exigiendo recordar. (?) No lo sé.

Salgo al patio, llovizna y sigue ahí ese sabor agridulce que aún no desifro; camino, llego a la puerta y viene la película, ese stop motion patético y doloroso de verme entrando por esa puerta, de la que algunos dicen nunca debí cruzar, porque quedándome estaría a salvo.

Y eso fue, mi memoria emocional es a prueba de Alzheimer selectivo, ese que uso para evadir lo que duele y dejar pasar lo que no se debe, y con esa cachetada de recuerdo, entendí que es lo que pasaba, el calendario me marcaba ya un mes desde que me fui de tu casa, nos dejamos y ahora nos extrañamos(?)

Trato de despertar y veo que estoy despierta y duele, solo con parpadear no se va.

¿Algo se te olvidó decirme?
¿Cuándo se te olvidó mi nombre?
¿Por qué se te olvidó detenerme?
¿Todo ésto pasó?


>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.com y lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos enwww.twitter.com/fixiondislexica <<

miércoles, 20 de agosto de 2014

Título para una obra de ficción ecuatoriana, por el enigmático @Ed_M_Undo


El escritor divaga, olvidó si está escribiendo en máquina de escribir marca Brother o en su laptop marca Apple. Su mente entra en un trance patafísico, alterego de alguna fábula costumbrista en la que el parapeto: imagina una caja en medio del campo, el joven diseñador gráfico sin camiseta se acerca y al abrirla, otra caja; y dentro de esta caja una cajita; y dentro una cajita más pequeña aún.

La perspectiva supondría que las manos del diseñador se van encogiendo, hamster humano, pensamientos ultraligeros que producen diamantes, peso en bruto para quitar los malentendidos del diálogo, vaticinio albiceleste diáspora de resplandores, balde de agua fría.

El escritor debe entregar su obra, por lo que fue pagado y ha esperado hasta el último día, una hora antes de la entrega del primer borrador que incuba y madura su idea, un idilio impenetrable en el que se gesta en jugos de la sociedad y la historia privada de Guayaquil, magos del disfraz y desenfoque, han logrado mantener lejos de su amparo media ciudad para ellos seguir disfrutando los campos.

La caja más grande ahora parece una casa. Revelamos el nombre del film:

Volcán.


por Ed M. Undo

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.com y lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

lunes, 18 de agosto de 2014

Colega por @bebaferreira


Hay todo menos confusión, que no hay razón para apartarte.

Ya no eres mi vida, mucho menos soy la tuya.

Ya no das abrazos ficticios ni besos imaginarios.

Ya no soy tu primero pensamiento, mucho menos tu sueño.

Ya no cuentas las horas para encajar en las mías.

Ya no hay cartas, ni regalos a escondidas.

Ya no hay ilusiones, ni risas sugeridas.

Ya no vas contra el tiempo por verme sonreír.


Y ahora sé que no hay más nada que todo lo anterior.

(conoce más a nuestra autora en www.twitter.com/bebaferreira y http://bebaferreira.blogspot.com )

>> Lee y comparte nuestro blog de literatura independiente ecuatoriana, envía tu material original a ficciondislexica@gmail.com y lo publicaremos con tu consentimiento. Síguenos en www.twitter.com/fixiondislexica <<

viernes, 15 de agosto de 2014

El último chiste, por @Ed_M_Undo


Un hombre va al médico. Le cuenta que está deprimido. Le dice que la vida le parece dura y cruel. Dice que se siente muy solo en este mundo lleno de amenazas donde lo que nos espera es vago e incierto. El doctor le responde; “El tratamiento es sencillo, se acaba de estrenar una película de Robin Williams en el cine, vaya a verla, eso lo animará”. El hombre se echa a llorar y dice “Pero, doctor… yo soy Robin Williams”.

(Inspirado en Watchmen de Allan Moore, quien a su vez se inspiró en el poema Reír llorando de Juan de Dios Peza.)

martes, 12 de agosto de 2014

EL GLAMOUR DE URDESA, micropoesía softbeat.


Neourdesino. Etereo, alta, media, media baja, media alta. Recuerdos de las grandes casas de mi infancia en Urdesa, el recuerdo a una medida que no es la habitual, en la que viví demasiado rápido el proceso, uno no va guardando recuerdo de cuando tu cuerpo tenía otro tamaño, o antes de que tuvieras pelo en ciertas partes, va olvidando centímetro a centímetro nuestro recuerdo más inmediato hasta la adultez, en la que todo se condensa.

>>por @Ed_M_Undo

sábado, 9 de agosto de 2014

A long sayonara divagación por @Ed_M_Undo


El doble de Dostoyevski. Dos Dostoyevskis. Dostoyevski lo sueña todo, es su estado vegetativo cazando el dragón percibe pensamientos que deja de experimentar en su experimento. Fyodor todo lo sueña, lo presencia. Queda atrapado en esta proyección de su vida estática. El director siempre está high filma por encima de la cabeza de los actores demostrando su pequeñez. Es como ver un video de MTV de alto presupuesto con director de estreno en MTV. Cada futuro genio del cine desde los 90s tiene 4 minutos para demostrar su talento. Hay todo un movimiento gestándose de directores que usan MTV como punto de partida,

He leído e imaginado pero captar la atmósfera de Dostoyevski no es tarea fácil. Rusia no es fácil, el segundomundo. Hay mucho Dostoyevski en el rap negro gringo, hay oscuridad, un abismo de 1 metro setenta. Entra por la puerta trasera, vivir todo el día de noche, subterráneo, decadencia, burguesía, pop. Se gestaba la Cortina de Hierro.


miércoles, 6 de agosto de 2014

La noche del saludo ausente por @lucy_molly


Todo era reconocible; lugar, gente, ambiente.

Llegar, sentir una mirada, y proceder a esquivar, y por dentro desintegrarme, la taquicardia me recordaba que si estaba viva.

La gente te nombraba señalando esperando que yo me acercara, y mi escudo era esquivar, con sonrisa fingida incluída (qué amargo)

Pasarnos, desfilarnos uno al otro y no sentir el aire fluir, la tensión más perfecta del anonimato nunca antes experimentado por mi.

Actuar y aprender a asimilar todo eso en una noche, y seguir ahí porque de algo hay que agarrarse para poder fingir.

Llorar no iba solucionar nada, había que seguir, dándole resucitación al corazón en vivo y sin playback. Y lo logré.

Lo que no logré fue evitar desmoronarme, asombrarme por lo que pasaba, era tan crudo tan animal. No dejo de pensar, no dejo de seguir incrédula, escéptica.

¿En qué momento se nos olvidó nombrarnos?

¿Todo eso pasó?

martes, 5 de agosto de 2014

Despedida por @bebaferreira

Se detuvo un tanto nerviosa, ambos se vieron a la cara y él sonrió. Ella, como era costumbre rompió el silencio y ambos se echaron a reír, evitando todo tipo de desesperación.

- ¿Cuándo te volveré a ver? - Preguntó, antes que él siquiera tuviera chance de abrir la puerta

- Siempre, respondió - Se bajó del carro, sin siquiera volver a verla.

(conoce más a nuestra autora en www.twitter.com/bebaferreira y http://bebaferreira.blogspot.com )

lunes, 4 de agosto de 2014

Chabela, sueños roto # 2 por @Ed_M_Undo


La casa siempre resuena. Es su estructura de madera soportada por cemento. Las escaleras estéreo anuncia siempre cada paso estridente. La casa de mi abuela tenía 4 pisos. En la planta baja vivían un familiar, parecía que eran muchos. La madre usaba lentes de fondo de botella, parecía siempre tener un aura espectral. Las chicas, que son mis primas dormían en una litera. Un hermano era misionero, antes había sido dj. Otro hermano era mayor, pero yo no sabría distinguir de edades, era demasiado joven. Niño.

Los sábados la gente del barrio se reunía en una mesa a jugar cartas, bebían cerveza que provenía de la tienda de la esquina.

En el segundo piso vivía mi abuela, en todo el piso, habían 2 balcones, las separaciones de los cuartos no llegaban al techo. Había un solo baño al final del pasillo, la puerta tenía un cerrojo desde adentro. Lo que más recuerdo son sus armarios. Eran de todas las formas y maderas. Habían armarios de madera rojiza con un espejo en una puerta, un armario verde turquesa alto, armarios chinos, armarios tan grandes que podíamos jugar a las escondidas y yo meterme en uno.

Nunca tuve claustrofobia. La dirección de la casa siempre me pareció musical, rimaba: Rumichaca y Benalcázar.

viernes, 1 de agosto de 2014

Perderse en un bosque (cómo inicia mi novela) por @Ed_M_Undo


Aún no revelaré el nombre, lo tengo en mi cabeza desde 1999, por ahora le diremos ITNOL.

Uno de los personajes principales de esta fragmentada historia contada en 5 episodios distintos del tiempo y espacio es Cecilia. Ella es la única hija de una familia poderosa y adinerada, hablo de más ricos que un millonario. En efecto, Cecilia creció en un castillo. Pero esta no es una historia mágica, ella es la única hija de este matrimonio de padres incomunicados en el que la madre se obsesionó con tener un hijo pero perdió demasiados. Debe existir un momento en el que dejas de intentar algo. Dicen que la diferencia entre un loco y un genio es que el genio sabe cuando parar. Ella nunca paró, así que desde los 19 años hasta los 58 intentó una y otra vez quedar embarazada. Los primeros intentos fueron nacidos del amor de una pareja apasionada, cada pérdida era una depresión total. Llegaron a cercar el castillo para evitar que los aldeanos se acercaran a darle sus pésames, sus condolencias.

Así que luego de 39 años, cuando los padres ya habían olvidado tener hijos, su madre quedó embarazada. Estaba tan vieja que pensó que era cáncer. El embarazo pasó sin novedades pero los padres ya habían agotado sus esperanzas, era demasiado tarde para decirle embarazo no deseado. Cecilia vino al mundo en un cuarto oscuro y nadie le habló hasta que cumplió 3 años, cuando decidieron entregársela a una niñera que viviría al otro lado del gigantesco patio, en una casa de invitados que quedaba a casi medio kilómetro. Verán, entre la mansión y la casa de Cecilia, había un cementerio con 189 lápidas con todos sus hermanos que nunca nacieron. Sus padres hicieron un funeral para cada uno de ellos, le dieron nombre y una lápida.

Un loco no sabe cuando detenerse.

miércoles, 30 de julio de 2014

Sueños rotos vol1. por @Ed_M_Undo

Primero llegamos a alguna hosteria de la Sierra, por el recuerdo del acento podría ser una aquapark cerca de Zigzig. Conduzco un Volkswagen Escarabajo y llego a un paradero, pedimos comida y en el interior de un iglú gigante hecho de adobe encuentro una edición de la revista BG de mil páginas que nunca salió a la venta que viene envuelta en un poncho tejido por una tribu milenaria inca. Nos vamos sin comer, ni nos robamos una sola revista.

Existe una ruta panorámica que nadie conoce en la sierra. El camino es de plástico y todo está iluminado de neón, se conduce mejor en las horas mágicas de la tarde, solo tiene un carril. Cada pueblo se separa por una gran colina que obliga a mi escarabajo a subir casi a 90 grados. Tenemos hambre, nos detenemos en media colina, nos bajamos por las ventanas. Las llaves se caen detrás de la llanta, una niña mete su cabeza debajo del carro para recogerlas. Olvida lo peligrosos que son los escarabajos.

martes, 29 de julio de 2014

Luna Lunera por @bebaferreira


Ese lunar que tienes justo arriba de tu labio, que me hace verlo mientras hablas, que no me deja poner atención a ni una de tus palabras y que me hace imaginarte junto a mí. Ese lunar que me hace recordarte mientras camino, que no me deja perderte en ni un sentido, que trae consigo el recuerdo de tu sonrisa y que imagino que espera ver la mía. Ese lunar que merece ser visto, que me entretiene mientras te miro y que hoy lo compartes conmigo, ese lunar que tienes justo arriba de tu labio.

(conoce más a nuestra autora en www.twitter.com/bebaferreira y http://bebaferreira.blogspot.com )

sábado, 19 de julio de 2014

El orden en el que me enamoro por @DavidFernandoC


Deslumbramiento, admiración, ilusión, enamoramiento, amor. En ese orden. Son parte causalidad y parte timing.
Mientras más viajo, avanzo y aprendo, más complicado pasar cada una de las etapas.
Es casi como un juego de mesa. Avanzar dos pasos, retroceder uno. Un serpientes y escaleras de la vida. A veces volvemos a pasar por las casillas que pasamos y a veces saltamos a otro tablero.

Debería diseñar un juego para que la gente aprenda psicología del comportamiento.

(más de David Chang en www.cowbird.com/davicho)

jueves, 17 de julio de 2014

Mi cielo por @bebaferreira


Érase una vez en una lejana galaxia una mujer que no hacía más que jugar, siempre supo donde encontrarme, fue mi norte y mi tiempo; muchas veces la perdía de vista, pero tan sólo bastaba mi grito para que su corazón lleno de envidia se dejara atravesar de lado a lado por mis caricias, que no hacían más que funcionar como una espada de doble dilo y que no tenía contemplación.

Érase una vez en una mente lejana, un rostro en el que no hacía más que demostrar constelaciones y que a veces conseguía algo más que su sonrisa y así me devolvía la alegría, procurando algo más que felicidad y provocando que no la pueda olvidar.

(conoce más a nuestra autora en www.twitter.com/bebaferreira y http://bebaferreira.blogspot.com )

jueves, 10 de julio de 2014

Retrospectivas de noches siniestras por @ArturoV8


Revisando su sangrienta pata de cabra, el Padre Desmond, observaba al nuevo integrante del transporte blindado. Un latino atormentado de cabello castaño que portaba una espada samurai y una escopeta, pero tras un enfrentamiento entre él y Marlon, el líder afroamericano del grupo, fue esposado a uno de los pasamanos del vehículo. Cuando el Padre le preguntó en español su nombre, el latino se sorprendió y respondió: “je, Ulises y ¿tu?”.

El caído predicador respondió, “me puedes llamar Padre Desmond… ¿cómo es que has sobrevivido tú solo todo este tiempo?”, Ulises se disponía a responder cuando el chillido de las llantas cortó la conversación. Pronto el bus blindado comenzó a perder el control y tras volcarse todo se oscureció temporalmente para sus pasajeros.

El predicador recuperó el conocimiento pocos minutos después, podía escuchar un sonido mecánico dañado, pero tras escuchar la voz de Ulises discutiendo con Marlon, “¡libérame!... je, puedo pelear”, este abrió los ojos. El afroamericano consideraba la propuesta mientras observaba a su familia y a las criaturas que se acercaban al vehículo con movimientos torpes y bruscos. El doctor los miraba por una de las ventanas, “se están acercando, si vamos a hacer algo hay que hacerlo ahora”.

El Padre se reincorporó con ayuda de Nikki, una joven de cabello café corto que portaba una Uzi, la mujer vestía el uniforme de un oficial SWAT, pero sin el equipo de protección, también sabía lo que hacía en este nuevo campo de batalla. Mientras se levantaba sentía un dolor en su torso, observó a Ulises esposado, “Marlon libéralo… sino todos vamos a morir aquí…", dijo el predicador.

El fornido afroamericano, lo observó con los ojos entrecerrados “tú responderás por él…", y le lanzó la llave de las esposas. Pronto el extraño latino extendió su mano señalando su espada y armas, reacio Marlon le entregó una pistola y la espada, "no hagas nada de lo que te puedas arrepentir…”, dijo mientras se la entregaba.

Cuando el grupo estaba preparado para salir, Marlon hizo un conteo, su esposa e hija, estaban cogidas de la mano. Nikki rastrilló su Uzi, el sacerdote escocés recogió su pata de cabra mientras el doctor Rogers cargaba su mochila, el latino, Ulises, desenvainó su espada. Tras quitar el seguro de la puerta trasera la abrió de una patada, Nikki y el latino salieron primero, mientras el Padre Desmond, y el doctor Rogers alejaban a la familia de Marlon, la oficial liberó una ráfaga corta con su arma a los no muertos que los rodeaban por todos los flancos, las balas impactaron en el torso y cuello de los apestosos. “¡Apunta alto! A la cabeza”, rugió Marlon al tiempo que disparo su pesado revólver, el tiro estalló en la frente de venas moradas manchada con sangre vieja de un no muerto que antes había sido un mesero. Nikki movió el ángulo y midió sus disparos, pronto comenzó a tumbar a los apestosos más cercanos al grupo, pero ante sus disparos la horda de no muertos cambió de rumbo hacia ella.

Al ver la acción y el lugar donde se encontraba, Ulises se debatía entre huir, matar a Marlon antes que él lo mate, o ayudarlos. Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando dos manos frías lo agarraron por el antebrazo, podía sentir como los dedos podridos de una señora con delantal de carnicera se hundían en su piel y antes que lo haga el latino se liberó con una patada improvisada, el movimiento los separó y Ulises retrocedió torpemente, de inmediato realizó un corte vertical en la cara de la señora no muerta y esta se desplomó en el piso como un pedazo de carne “je” murmuró el latino.

Ulises observó la situación, el bus blindado se había chocado contra un camión de carga, y varios apestosos salían de callejones y locales destruidos, de repente vio una figura familiar que cargaba una pistola plateada en su cinturón, “je, parece que no lo lograste…”, musitó el latino cuando reconoció a su colega de trabajo, Ned, su amigo de vicios con quien se encontró mientras huía por el local de plantas donde trabajaban, pero en su escape fue mordido por el gerente y posteriormente se separaron.

En ese momento Ulises apuntó su 9mm hacia la cabeza de su ex-amigo, este seguía caminando hacia él con lentas y descoordinadas pisadas, “lo siento Ned, esto es por los viejos tiempos, je…", cuando estaba un poco más cerca Ulises disparó a la cara, el cuerpo de Ned se estremeció y pronto cayó al suelo. El latino podía ver como salía un chorro de oscura sangre de la parte trasera de la cabeza de su amigo, “rápido el centro comercial está cerca”, gritó Marlon y de inmediato comenzaron a correr, mientras los no muertos se acercaban hacia ellos.

martes, 8 de julio de 2014

Por no saber bailar por @bebaferreira


A Carlos le supo a nada verla bailar con otro, se sentó en la última mesa sin perderla de vista; veía como giraban, reían y como Guillermo ponía sus manos alrededor de su cintura, no tenía si quiera intención a pestañear. Tragó saliva y se fue a lavar la cara para despejarse un rato, regresó para seguir persiguiéndolos con la mirada, estaba a una distancia decente, donde podía disimular mientras los veía. Guillermo la apretó contra su cuerpo y recogió sus cabellos, el pobre de Carlos no sabía donde meter sus ganas, del coraje pasó a la tristeza y viceversa.

Guillermo y ella habían bailado toda la noche, él no pretendía dejar de girar. Ella le suelta las manos y se despide del tipo con el que había bailado y que sin interés alguno lo dejó sin siquiera preguntar su nombre, sin una sola sonrisa. Ella no tenía como ir a casa y Carlos sabía perfectamente donde vivía.

(conoce más a nuestra autora en www.twitter.com/bebaferreira y http://bebaferreira.blogspot.com )

miércoles, 2 de julio de 2014

Disco del año 2015 para Cerati, microficción por Ed M. Undo


En su primer día de trabajo, Mario llegó antes de tiempo a Vuelta de Obligado 3165. Llevaba buscando trabajo 2 meses en Buenos Aires cuando consiguió ser enfermero de apoyo de un equipo que atiende a un cliente especial. Eso es todo lo que especificaba su contrato.

La Clínica Alcla acababa de cumplir 45 años, el 2015 lo había recibido bien, con novia, un departamentito en Recoleta y desde junio iba a dedicarse a lo que tanto amaba: trabajar para pagar el estudio en el que grabaría su disco. Verán, Mario es músico, lo de enfermero es solo un trabajo para pagar las cuentas.

Cuando vio a Gustavo Cerati no pudo contener las lágrimas, lo acababan de sentar en un sillón inmenso, frente a una ventana para que reciba el sol. Estaba flácido, no parecía dormido, parecía muerto. Los primeros días sintió más miedo que respeto. Quería renunciar, vomitar, huir y nunca verlo más. Uno de sus ídolos yacía vegetal en la habitación en la que parecía anochecer más temprano que las demás. Cerati yacía en su siesta eterna. Conectado a un aparato que medía su ritmo cardíaco por si se les moría sin avisar.

Mario fue el primero en notar algo imperceptible para quien no es músico. El palpitar de Cerati marcaba distintos ritmos, pequeños sobresaltos nanométricos. Mario fue el único en escucharlo. Se dio cuenta al tercer día que Cerati se veía menos muerto y más dormido, como haciendo lo que más le gusta hacer un hombre que no puede hacer nada. Cerati estaba marcando tiempos, creando música en su sueño.

El cuarto día Mario trajo su guitarra y fue despedido. Pero los 10 minutos que se sentó junto a Cerati fueron suficiente, esa noche publicó en su cuenta de youtube el testimonio y en el minuto 3:44 tocó 1 minuto de música que le había regalado Gustavo.

Al siguiente día todo el planeta hablaba de eso, era tendencia en Twitter. Músicos legendarios se reunirían para escuchar lo que Cerati había estado componiendo desde su lecho. Su habitación en la clínica se convirtió en un estudio de grabación, Cerati lucía contento sin expresarlo. La primera canción estuvo compuesta en 6 semanas. Cada día el músico daba segundos valiosos de composición musical. Primero sus latidos marcaron la guitarra, luego la batería y por último el bajo.

Su primer disco desde el limbo se llamó Coma.

lunes, 30 de junio de 2014

Vuelto realidad, por @bebaferrerira


Siempre fuimos soñadores, a veces demasiado ingenuos, otras reconociendo a la fantasía y otras tardando en encontrar la realidad, pero seguíamos, siempre dando pasos de gigante como si nunca fuéramos a despertar. Tú imaginando que las aves siempre volaban y que el cielo no era más que un brochazo de color y yo recordándote la realidad. Eramos soñadores, pero siempre supe despertar.


(conoce más a nuestra autora en www.twitter.com/bebaferreira y http://bebaferreira.blogspot.com )

sábado, 28 de junio de 2014

Oro, Mirra, Incienso por @Ed_M_Undo


Por qué 3 reyes viajarían tanto para dar tan poco? Yo entiendo que el hijo de Dios había nacido pero no pueden creer que el regalo era una recompensa. En antiguos tratados acerca de la vida en el año cero se reconoce que los regalos sirvieron para criar al Mesías hasta los 11 años. Pero piense un poco más profundamente, que tal sí, esos regalos eran algo más? Qué tal si eran partes de un todo? la sinécdoque de un cosmos?

Qué tal si el oro, la mirra y el incienso fueron los nombres que se le dio en esa época a elementos desconocidos? Y si los 3 se unían para crear un artefacto? No estaría en buenas manos si se lo daban nada menos que al hijo de Dios? El hombre más inteligente de la historia de la humanidad? El que usaba el 100% de su capacidad intelectual? Cuánto le habría tomado descifrar el orden en que iban a ser reemplazados?


No existe en el Génesis un capítulo en el que Jesús desaparece de una caravana y reaparece al tercer día? Y si ese artefacto lo permitía viajar en el tiempo?

Es posible que hayamos logrado en el futuro viajar al pasado al año cero a cambiarlo todo?

martes, 24 de junio de 2014

La excusa por @bebaferreira

Ella se sentó frente a él, se les había hecho costumbre esto de sentarse a hablar; ella cogió las excusas que él le había dado, les quitó el polvo, les pasó un trapo y decidió pintarlas de azul. Tan bien lo hizo que quedaron como nuevas.

Después de todo el esfuerzo y arduo trabajo, -ella ya cansada-decidió ponerlas en la mesa y se fueron a dormir. Hubiera sido un error no perdonar a ese hombre que la amaba tanto.

(conoce más a nuestra autora en www.twitter.com/bebaferreira y http://bebaferreira.blogspot.com )

domingo, 22 de junio de 2014

Vendaval: Cómo se conocieron Nelson Ned y Armando Manzanero por @Ed_M_Undo



Armando Manzanero inicia un solo de piano de 29 minutos, el patucho estaba en su gloria. Sus diminutos dedos ultrajaban el marfíl de las teclas del piano vertical de la casa marca E. Pitzer. El estruendoso vendaval de bemoles y disfonías parecían provenir de un gigante, era una época en la que el intelecto se comparaba con la estatura. Sus pies apenas alcanzaban los pedales con los que se sublima el sonido del aparato que llevan el sonido a la siguiente dimensión, a nuestro antojo. Era una insinuación trepidatoria, no sabías que te había agarrado, solo querías sollozar, llorar en público y un infrenable deseo de abrazar a alguien, a quien se tenga al frente.

El patucho estaba en su salsa. Había emprendido un viaje introspectivo en sus altibajos emocionales de toda su vida, albergaba en esos recuerdos la posibilidad de arrastrar el piano hasta la remembranza y volverlo a analizar esta vez como un doctor describiría un síntoma, y me refiero a emprendimiento porque en 23 minutos seríamos otras personas, mejores personas, sin alteregos, emancipadas del ruido de la ciudad, el que solo deja dormir ciertas noches, sin apetencias. Equidistantes del camino, nos perdíamos al mando de la travesía que habíamos iniciado al escuchar la primera nota de ese solo. Fue un Mi y duraría toda la vida.

El patucho la rompía. No se detenía, el ambiente era placentero y había hecho que todos salgamos a bailar, como flash mob empezamos al mismo tiempo una danza a destiempos, apretada, un contorneo sideral, una tendencia oscilatoria, los cuerpos imitan la traslación de los astros, el camino venidero. Cuando ya no podíamos más del éxtasis al que se sometían nuestros sentidos, aparece Nelson Ned, con su trajecito color rojo como Leprechaun daltónico
y voz de otro cuerpo. La naturaleza no se había equivocado.

Juntos no hacían una persona alta sin embargo, alejado de todo sentido jodorowskiano, juntos parecían más.

Entra Celia Cruz.

Fin.

sábado, 21 de junio de 2014

Ébola (Últimos días es fin de mes), genial microcuento por @Ed_M_Undo



Y nos extinguimos. Nos agarró un virus que hizo ver el Ébola como una simple alergia a los camarones. La gente se murió en gajo. Casi no quedamos vivos. Era tan rápida y fulminante que solo te daba tiempo para escribir un último tuit. Así que las redes sociales se convirtieron en lápidas de reciente muertos que daban instrucciones como tomar todo su dinero, donde encontrar joyas, cómo abrir la caja fuerte, donde había dinero escondido, contaban sus peores pecados y sus más oscuros secretos. Nos convertimos en los últimos de nuestra especie con un aura noir de conocer vida, pasión y muerte de cada conocido. Los desconocidos lo hacía interesante, pero de un amigo o un ser querido podía caer como shock. Pero eso es una larga historia. En los últimos días nos reuníamos a compartir que habíamos aprendido de la nueva atmósfera en la que vivíamos. 

Los últimos días, que hace referencia al fin de mes.

domingo, 15 de junio de 2014

Vestido negro por @bebaferreira

Que manera de ser hermosa, que manera de ser tu, cuando estas corriendo eres hermosa y cuando te quedas quieta también, siendo tu misma aun eres hermosa.

Que manera la mía de verte, que manera de buscarte y que manera la tuya de decirme que te deje. Que tienes a otro dices, que te toca y te hace sonreír; pero también puedo tocarte, ¿tocarte? eso es solo el comienzo, podría peinarte y verte a los ojos, y luego quitarte ese vestido negro y ponérmelo solo para ver como se ve en mi y luego te toca peinarme y luego te irás.

(conoce más a nuestra autora en www.twitter.com/bebaferreira y http://bebaferreira.blogspot.com )

jueves, 5 de junio de 2014

Ana y Ana por @bebaferreira

Ana sintió que la observó toda la noche, mientras bailaba, reía y cuando se iba le sonrió. Esa sonrisa llevó a otros sucesos que no conviene mencionarlos por respeto a nuestros lectores, pero Ana sintió desde la Luna nueva al nuevo amanecer. Ana despertó junto a ella, se vistió tranquila, guardó ese amanecer y se fue, sin dejar rastro alguno.

¡Ay Ana!

(conoce más a nuestra autora en www.twitter.com/bebaferreira y http://bebaferreira.blogspot.com )

martes, 3 de junio de 2014

La alquimia de los mortales por @Ed_M_Undo

Pienso en un pasado oscuro, de pocas horas de vida, de mucho trabajo y de la vida sin electricidad. Volver atrás a lo recóndito, donde no haya electricidad, esa luz de noche. El primer hackeo que hicimos al cerebro que nos dio Dios fue el ver de noche. No nacimos para ello. Dios nos hizo para que no veamos en la noche. Como una vez me dijera Temuera Pontenegro "La verdadera historia es que el mundo sólo dura 5 mil años, que siempre al último segundo antes de su desaparición alguien encuentra un portal en el que viajamos en el tiempo y volvemos a repetir la historia, esta vez más rápido, mientras menos durmamos más viviremos".

Temuera era un shamán que había repetido demasiadas veces la vida como para saber todo lo que iba a pasar siempre. 

Fue nuestro gurú del viaje en el tiempo en los días más felices de mi vida junto a Virginia Silent, Temuera y los 11 días junto a Ian Tate, al que rescatamos del limbo y asistimos su retorno a su segunda realidad, verán, Ian pertenecía a otro plano terrestre.

jueves, 29 de mayo de 2014

"Cómo escribir una obra maestra" por @Ed_M_Undo

Me refiero a los libros. Cómo entraron en la mente de los grandes maestros estas letras? En serio Gregorio Samsa, Tyler Durden o Billy Pillgrim son un fragmento de la imaginación del autor? Qué tal si esto fuese posible: Qué esta persona siempre solitaria y distraída se haya encontrado con el diario de estas personas cuya alma se canaliza a través de un papel, una pantalla? Qué tal si han enviado tablets con historias completas, que tal si en el pasado una estación de radio fantasma está transmitiendo el audio de un canal de reality shows y esta persona, la distraída, abstracta, la perdida, callada, introvertida, apartada, marginal tuviese por suficiente tiempo un aparato que le cuente historias extraordinarias que parecen ficción pero en otra dimensión son verdad?

Es la única forma en la que creo proviene la creatividad de Kurt Vonnegut.


martes, 27 de mayo de 2014

Los problemas de Martha por @bebaferreira

-Buenas noches, ¿Se encuentra Martha?
-Martha, está castigada y no tiene permiso de salir.
Juan lanza una sonrisa falsa, agacha la mirada y se corrige el peinado.
-¿ Hasta cuando estará castigada? - insiste.
- Hasta que la mamá le vea cara de arrepentida - dice la criada- pero la niña, se ha tapado la cara.

jueves, 22 de mayo de 2014

Para Lucía por @bebaferreira

A Lucía no le faltaba nada y sin embargo lo necesitaba todo. Verla sonreír era felicidad, y hacerla sonreír aún más. Su belleza era una hermosa casualidad o un regalo necesario que fue provisto por Dios para que ella pueda lidiar con toda esa gente.

lunes, 19 de mayo de 2014

GRACIAS SEÑOR OFICIAL por @Samir_Issa_M

“Piii piii” era el sonido inquietante y perpetuo que provenía del auto de Arturo, gracias a que se le había dañado el pito (claxon).

El sol sobrepasaba los 38 grados y el tráfico avanzaba lento. Insultos y gritos iban dirigidos hacia Arturo, ya que se había convertido en el director de una estremecedora orquesta desafinada, justo enfrente de un semáforo en rojo.

Un policía que transitaba en su camioneta cerca del lugar, le dijo, por altavoz, que dejase de pitar. Pero Arturo sólo mostraba gestos de que no podía hacer nada. El oficial se bajó y se le acercó, al verlo desesperado y a punto de entrar en demencia, sacó su arma diciendo: “esto es por tu bien, hijo, lo siento”. Y disparó.

Arturo le agradeció, a pesar de que el volante de su carro quedara destrozado.


(conoce más de nuestro autor Samir Issa en www.escritosdesamir.blogspot.com )

martes, 13 de mayo de 2014

EL ATAJO por @bebaferreira

Salía tarde de casa y decidió tomar un atajo, al doblar la esquina lo vio ahí parado como si ambos hubieran esperado ese momento.

Caminaron juntos toda la noche, antes de despedirse él no le dio tiempo de hablar, simplemente la miró y le dijo:

"Eres aventurera, alegre y generosa, eres dinámica sin llegar a ser inconstante, podría decir que corres hacia el camino marcado, valiéndote de tu energía y optimismo y sin echar la vista atrás. Tienes la facilidad de relacionarte con la gente gracias a tu carácter alegre y espontáneo que despierta la simpatía de los demás. Necesitas sentirte libre para realizarte plenamente. Cuando te sientes frustrada sueles mostrarte desagradable, lo que contrasta mucho con tu carácter cuando tu estado de ánimo es bueno. No obstante, resulta difícil verte en un momento bajo, pues tiendes al optimismo por naturaleza, pero una decepción pueden llegar a perturbar tu tranquilidad. Hacen falta muy pocas cosas para que una persona te atraiga, ya sea para empezar con ella una bonita amistad o algo más serio. Por eso siempre estás conociendo gente nueva y por ello tu círculo de amistades es muy grande y variado, puedes tener amistades con un tipo de personas muy distintas entre ellas. Y es que eres impredecible, así te veo yo. Cuando amas, sueles demostrarlo de mil formas distintas, te prodigas en atenciones, eres expansiva y efusiva, digamos que tu cuerpo y tus gestos hablan por ti. En cierto modo, te gusta la compañía de las personas que tu eliges, con cierta tendencia a mostrarte posesiva."

- No tengo nada que decirte, dijo ella y siguió caminando

- Ana, exclamó. No te olvides de despertar

(conoce más a nuestra autora en www.twitter.com/bebaferreira y http://bebaferreira.blogspot.com )