domingo, 20 de abril de 2014

El último premio Nobel.

El doctor Robert González fue el último premio Nobel, lo sé por que luego del magnicidio toda la humanidad nos sentimos culpable y dejamos de entregar ese premio, lo abandonamos como a Chernobyl. Capítulo cerrado. El doctor es probable el único ser humano a quien todos en el planeta conocen después de Jesús, debe estar en el top 10 y número 1 en velocidad. El doctor G se convirtió en el primer hombre en ganar el premio Nobel a la Paz, a Literatura y a Medicina con un gran libro llamado REDUX. También en el top 7 de más leídos luego de la Biblia. Nosotros sacrificamos la vida de su esposa, en el intento más irónico de nuestras vidas, dimos la espalda al hombre más grande de su generación. Así que él, como el caballero que es antes de ser doctor aceptó la derrota. Su esposa había fallecido luego que le diagnosticaran Leurvia, un síndrome que se hacía cada vez más común, un Sida silencioso, más meticuloso e indefinido que cualquier cancer, un 9 del 1 al 10 en peligros posthumanitarios y lo peor es que era rápido, mortal, doloroso, únicamente atacaba a mujeres. El doctor pidió recursos ilimitados para encontrar la cura, sacrificó todo su negocio y dinero en mantener en su primer mes el laboratorio. Nadie financió la causa, parecía un exceso querer salvar a su esposa con nuestro dinero. Todos miramos atónitos en CNN la cara de resignación de este doctor que ante todo era un caballero ante las cámaras. Desapareció. Luego de esa escena, lo siguiente y último que se supo fue su maquiavélico plan para que todo esfuerzo médico se enfocase totalmente a la búsqueda de la cura de la enfermendad. Quien hubiese pensado que un solo tuit acabaría con la humanidad, sería trendtopic mundial por 72 días seguidos superando el de Helen Degeneres en los Oscares 2014 en solo 3 minutos. De un instante al otro lo único que se hacía era buscar la cura pero lo hicimos demasiado tarde, la última mujer murió 97 días después del tuit de www.twitter.com/DrGredux

No hay comentarios:

Publicar un comentario