jueves, 21 de enero de 2016

Lupo, ¿eres tú?. Primera temporada de Lupo el lobo Molina, ficción por @Ed_M_Undo


Nada que haya creado el hombre tiene valor alguno para mi.
Lupo abre los ojos pero sus pupilas se encuentran dilatadas. No puede ver nada. Ya se ha acostumbrado a su pesadilla. Entre las alucinaciones, los sueños y las premoniciones, lo único que ha conseguido diferenciar a sus 36 años son sus pesadillas. Siempre son tan reales que cuando abre los ojos piensa que ha caído dormido en el sueño.

Su pesadilla es sencilla y aterradora. Su madre es empujada con mucha fuerza a una piscina llena de antibiótico. Se encuentra embarazada de él y Lupo puede sentir, ver, respirar, todo lo que le pasa a su madre le pasa a él. La piscina llena de antibiótico lo aterroriza. Su madre nada pero el peso del vientre inflamado por las 29 semanas de gestación la hala hacia abajo. Él es su propio lastre. Así siempre ha sido. Su madre de 17 años nada con todas sus fuerzas, mantiene la boca cerrada, recuerda que en el dispensario médico le han dicho que no puede tomar ni una gota de antibiótico. En el interior del vientre escucha claramente a su madre hablar hacia su interior: Guadalupe, ¿eres tú?.

Lupo ya no se exalta cuando despierta a la medianoche, ha visto tantas cosas malas, maldiciones, asesinatos, que ya nada lo asusta, pero siempre teme a los antibióticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario