miércoles, 16 de marzo de 2016

La cosmogonía del tercermundo, génesis por @Ed_M_Undo

Al final, Dios creó el tercermundo, para dar abasto a todo el espacio vacío que le sobraba de tierra sin agua. A sus hombres no los hizo de polvo y barro sino de piedras preciosas y mármol, así serían mejores hombres que los ya creados. Los llevó a un bosque lleno de árboles de la ciencia y el conocimiento y nunca probaron un solo de sus frutos. Luego una serpiente trató de convencer a la hembra que si gritaba, inspiraba pena y dijese maldiciones (malas palabras) Dios le daría como premio un marido. Eva mató a la serpiente y usó su piel como petate en el que dormiría junto a su compañero Adán. Eso desató la cólera de Dios, pues la serpiente fue enviada a tentar a Eva pero en el tercermundo todo es malinterpretado.

Dios le dijo: Te maldigo a que siempre tus hermanas y compañeras hablen mal de ti, que nunca puedas conservar un empleo por los rumores que generarás a tu alrededor. Tú también Adán, te beberás todo el dinero de tu suelo, siempre serás engañado, no tendrás voz pero gritarás en grupos para que tus derechos nunca sean respetados, cada vez que creas más en Barcelona que en mi el equipo perderá. Nunca serás feliz mientras seas pobre y siempre serás pobre. Yo te maldigo con el tercermundo que nunca podrás dejar atrás, siempre que emprendas te corromperás, siempre que progreses te corromperás, siempre que crezcas te corromperás.

Y así Dios nos maldijo con el tercermundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario